El miedo a los militares

México 14 de enero.– Para la “popular” legisladora Tatiana Clouthier, que tiene ambiciones políticas, el gran riesgo del control militar…

Leer 🡺

Politizan a Capella

Quintana Roo, 11 de enero.- Supongo que el carácter no ayuda.  Menos, todavía, cuando Rodolfo del Ángel nos tenía acostumbrados…

Leer 🡺

De Todo Un poco

“Los militares ‘a priori’ están discapacitados para las labores policíacas”: Isabel Arvide

México, 27 de agosto (Redacción).- Durante la presentación del libro “Mis Generales” en Impacto TV, la periodista Isabel Arvide mostró una severa preocupación por la tolerancia mostrada en algunas zonas navales y militares hacia el narcomenudeo y por ende al crimen organizado: “El próximo cambio de administración, aunado a ciertas legislaciones que prohíben la consignación por…

Cuarenta años

La edad en que uno comienza a temer los espejos y repetir tiempos pasados en los verbos. Del recuento de haceres y el cambio de piel, de la suma sin ambición de multitud. Cumplir cuarenta años es igual a ser vieja que comenzar a madurar, convertirse apenas en adulta a punto de ser demasiado mayor,…

Comida

Muy buena cocina

Es una experiencia distinta a los demás restaurantes de Cualker. Buen sazón. Carta novedosa. Platos muy bien logrados. Uno de lis sitios de visita obligada En TripAdvisor: https://www.tripadvisor.com.mx/ShowUserReviews-g291963-d1418796-r643663219-Habanero_s_Restaurant-Caye_Caulker_Belize_Cayes.html

No ir

Mal restaurante. Caro. Pésimo servicio. Regrese una sopa de camarón porque estaba dulce como postre. Y me ls trajeron salada. La misma con un monton de sal. Malo en verdad En TripAdvisor: https://www.tripadvisor.com.mx/ShowUserReviews-g291963-d9733127-r643663678-Roy_s_Blue_Water_Grill-Caye_Caulker_Belize_Cayes.html

Destacado

La cuenta de los muertos

México, 8 de mayo.- La gente dice que no hacen bien las cuentas. Lo cierto es que de la noche a la mañana las cifras oficiales aumentan. Que los papeles se llenan de muertos que no tienen nombre, o que no pueden tenerlo por razones políticas, por la necedad de negar una guerra.