Inexperiencia y Ambicion Futurista Significan su Desempeño

* ¿De qué Trabaja Santiago Creel?
La inexperiencia, a estas alturas del sexenio, es imperdonable.
Antiguamente los titulares de Gobernación tenían detrás de ellos una carrera política, un conocimiento cercano de la realidad del país pero, sobre todo, de los hilos del poder real. Sabían, para decirlo pronto, de qué lado mascaba la iguana.
Y otorgaban, tanto a su jefe como a la ciudadanía, garantía de control político. Con todo lo que esto acarrea.
Santiago Creel se ha significado por sus conferencias de prensa copiadas a Andrés Manuel y por sus apariciones en las páginas de sociales.
Más allá suele enredar la vida política nacional en lugar de contribuir a su salud republicana.
¿Qué atiende la Secretaría de Gobernación? Nada más allá que la supuesta precandidatura presidencial de su titular, y supongo que las excursiones de su vástago a las discotecas donde suele hacer escándalos que luego deben callarse.
Su profundo descuido de los asuntos de su más cercana incumbencia le han costado mucho desgaste, innecesario y evitable, al gobierno del Presidente Vicente Fox.
Esta vez su incapacidad, inexperiencia y/o intencional desatención estuvieron muy cerca de un colapso institucional. Porque lo que estaba en juego era mucho más que la seguridad del primer mandatario.
Santiago Creel aceptó, después de la andanada de críticas y justificada indignación popular, que ellos tuvieron la información sobre la marcha de campesinos exbraceros al rancho de la familia Fox. Más allá este tema fue de su ámbito de ingerencia, ya que los manifestantes estuvieron antes en contacto con el subsecretario Ramón Martín Huerta que incumplió su compromiso de entregar el censo de esto, esencial para cobrar el dinero que se les adeuda, al Congreso.
Fueron, en todos sentidos, omisos.
El Cisen sigue dependiendo de la Secretaría de Gobernación. Es, supuestamente, la dependencia responsable de investigar todo lo relacionado con seguridad nacional. Ahí se insertan, a priori, las manifestaciones de este tipo.
No había necesidad de ser muy inteligentes para saber que habría una gran movilización rumbo al rancho de la familia Fox, los medios y principalmente en Internet dieron aviso al respecto.
Hubo una falla inmensa de previsión. Coincidente con el puente, con el asueto del señor Creel.
Ante eso, de manera imposible de aceptar por millones de mexicanos, salió ante las cámaras de televisión para decir que se cumplió con su trabajo, que él informó al Estado Mayor Presidencial y a la Secretaría de Seguridad Pública federal.
En cuanto al general José Armando Tamayo no hay información, lo que no puede de ninguna manera disminuir su inmensa responsabilidad ya que ni siquiera necesitaría de esto para actuar en consecuencia. En lo que se refiere a la SSP el Secretario Creel no tuvo que ir muy lejos para el revire. Con todas sus letras el titular, doctor Alejandro Gertz, le “recordó” cuáles son las atribuciones oficiales, por ley, que tiene esa dependencia.
Con lo que demostró que Creel es, además, ignorante del marco legal en que se desempeña el Gabinete Presidencial.
La SSP no puede, por mandato oficial, actuar en ningún evento de esta naturaleza sin que le sea solicitado por las autoridades correspondientes, en este caso el Estado Mayor Presidencial. Así de simple y rotundo.
¿Por qué lo ignoraba Creel?
¿O simplemente buscaba repartir la culpa que le pertenece por entero?
Porque quien no atendió, no cumplió sus compromisos con las más de veinte asociaciones de exbraceros por más de un año fue, precisamente, Santiago Creel. Fue la Secretaría de Gobernación. O sea, para que no quede duda, que ellos mismos alimentaron el conflicto político que los llevó hasta las puertas del rancho Fox, al mismo tiempo que no cumplieron con su obligación de prevenir estos hechos.
De ahí la actuación, tímida y supeditada a conseguir el retiro de estos de la propiedad presidencial, del subsecretario Ramón Martín Huerta que llegó con “la cola entre las piernas” al rancho de San Cristóbal.
¿Qué hace Santiago en Gobernación?
¿Qué no se dará cuenta Vicente Fox de su incapacidad extrema?

Adelante, opina: