La asombrosa detención de Mauricio Góngora

Quintana Roo, 25 de enero.– A primera hora de la tarde, el ex candidato al gobierno de Quintana Roo, Mauricio Góngora fue detenido en las inmediaciones de una tienda Wal-Mart, no dijeron en qué rumbo, de la Ciudad de México, por agentes de la Fiscalía de Quintana Roo y de la Procuraduría de Justicia de esa población.

De acuerdo a las primeras declaraciones de Miguel Ángel Pech, Fiscal del Estado, Mauricio estaba “irreconocible”, mucho más delgado y con una tupida barba, otros lentes.

En su contra existían tres órdenes de aprehensión, todas giradas por la autoridad del Estado, por los delitos de peculado en distintas cifras y condiciones.

Primera interrogante, si los policías de la Ciudad de México no logran detener ni siquiera a los ladrones que se les entregan, en sus propias manos, con lujo de pruebas… ¿cómo le hicieron para “investigar” y llegar a un Góngora “irreconocible”?

Y los policías de la Fiscalía de Quintana Roo, cómo supieron que Góngora estaría en una tienda Wal-Mart haciendo el “súper” a esa hora… con la cantidad de sucursales que existen en la Ciudad de México.

Por lo tanto, mero análisis circunstancial, se antoja que hubo una delación.  Que alguien, por alguna razón o por quitarse acusaciones en su contra con el nuevo sistema de justicia penal, dijo exactamente dónde estaría en qué momento.

Pese a las primeras versiones, la PGR no intervino.  O sea, no había interés oficial de parte del gobierno federal en esta detención.  Y menos todavía en tiempos electorales.

¿Fue una delación?  ¿Fue por sus abogados?  ¿Siguieron la pista de su esposa y lo detuvieron por estar detrás de ella? ¿Fue una traición de alguno de sus compañeros en “desgracia”?

Quedan muchas interrogantes.

Y una de ellas, a no descuidar, es si Mauricio pactó o quiso entregarse cansado de estar huyendo, por consejo de sus abogados…
Insisto, nos quedan interrogantes sin respuesta…

 

Isabel Arvide

@isabelarvide

CambioQRR.com

Adelante, opina: