Otra vez pierden la guerra sobre el papel

México, 8 de julio.- La Sedena, el mismo general Salvador Cienfuegos, convirtió el tema militar en una discusión abierta emitiendo informaciones confusas que han venido a desgastar todavía más la imagen militar.

Contra la costumbre institucional, la expresividad inmensa del titular de la Sedena dio espacio para interpretaciones y críticas todavía más duras. Es obvio que esto no era su intención, pero la falta de un modelo de comunicación social militar ha provocado grandes daños.
Lo cierto es que, una vez más, pierden la guerra sobre el papel. Como les sucedió, por razones muy diferentes, en Chiapas hace más de 20 años.
Una lección que parecería no quieren entender.
Columnistas, analistas, gente del pueblo dando su opinión en redes sociales, coinciden en señalar que el general Cienfuegos está muy enojado y lo hizo saber. Pero no sabemos, a muchos días después de sus declaraciones, si esto es cierto. Y, todavía peor, contra quién podría estar enojado el general Secretario.
¿Se vale, en su posición, estar enojado contra el Congreso de la Unión, tal como le dijo a un periodista?
O la pregunta qué deberíamos hacernos es qué sentido tiene expresar esta irritación o cómo se quiera calificar a su estado de ánimo. El análisis más serio sobre esta entrevista, pleno de fuentes de información y referencias comprobables, lo hizo Bruno Cárcamo en el sitio de Internet EstadoMayor.mx, pero no bastan todos los intentos para traducir lo que quiso decirse en esa entrevista.
Luego, cuando había un caos informativo, un silencio y falta de aclaraciones por la parte militar, surgió un documento serio, con todo para otorgarle credibilidad, donde los jesuitas daban a conocer terminología militar en sus instrucciones.
Y la defensa de la Defensa fue peor de omisa.
Lo que tenemos, podría explicarlo cualquier experto en temas de comunicación, es una gran “estática” provocada por el emisor de la información. Esto en contraste con lo que dicen, con total claridad y puntualización de la realidad, quienes fustigan la actuación de los soldados. En Tlatlaya, pero no solamente ahí.
¿Qué defensa puede tener la Defensa si se publicita una orden militar para “abatir” al enemigo de noche?
A mí, que los conozco tanto me parece una absoluta estupidez de un jefe militar sin idea de la realidad. Que desafortunadamente para ellos, para los militares, trascendió por las nuevas normas de derecho a la información.
Ahora tenemos a un general Secretario supuestamente enojado, vulnerable porque debe sacar a sus generales a “defenderlo” y los medios magnifican esto, y sobre todo ahora millones de mexicanos tenemos una palabreja de lenguaje castrense que nos está doliendo y jodiendo para utilizar bien el idioma español.
Simplemente porque los mexicanos no queremos que los uniformados militares salgan a la calle, a nuestros pueblos, a nuestras montañas dispuestos a “abatir” a otros mexicanos, a civiles que no importa que puedan ser criminales, que por encima de todo son justamente mexicanos con derechos humanos a respetar.
Abatir a un enemigo en una guerra tiene que ser una normatividad castrense en todos los ejércitos. El tema es que nos han negado que vivamos un “Estado de Excepción”, que regiones del país estén en guerra, que no exista espacio para estos “derechos humanos” en circunstancias que nuestros políticos (porque ni el Ejército ni Cienfuegos se mandan solos) califican sin pedir nuestro parecer.
¿Tenemos enemigos que necesitan ser abatidos por los soldados, sin importar sus derechos humanos, sin respetar ninguna circunstancia? ¿Hemos derogado la presunción de inocencia que consta en nuestra Constitución?
Todos debemos preguntarnos qué nos está pasando. Dónde está la guerra. En qué valores legales y morales vamos o estamos ya participando en ella. Preguntemos cuando se dividió la calidad de ciudadano en “enemigo” o “amigo”. Y, también, preguntemos que vamos a hacer legalmente con la palabra “abatir”.
Conocer estas respuestas es urgente. Tanto como es, también súper urgente que la Sedena, que los militares, que el general Cienfuegos encuentren una manera clara, concisa, eficiente de comunicarse con la sociedad.
Isabel Arvide
@isabelarvide
Estado Mayor MX

  8 comentarios en “Otra vez pierden la guerra sobre el papel

Adelante, opina: