¿Qué tendría que haber hecho el gobierno frente al sismo?

México D.F., 27 de septiembre.- Cualquiera podría creer que el gobierno de la República tiene prisa por demoler los edificios colapsados, por hacer un censo de “damnificados”, por entregarles tarjetas y… pedir su voto.

¿Qué debió haber hecho el gobierno que encabeza Peña Nieto de cara al sismo del 19 de septiembre?

Por más que se ha intentado convencer a la sociedad de la “presencia” de las autoridades oficiales desde el mismo momento del sismo, a partir de que el Presidente Peña se regresó de Oaxaca, lo cierto es que hay una gran omisión.  Una ausencia que será recordada.

La implementación de un operativo de rescate llamado Plan MX, que engloba al Plan DNIII del Ejército, al Plan de Emergencias de la Marina, a la policía federal y las autoridades locales de la Ciudad de México ha permitido el caos, la falta de información oportuna y ha sembrado dudas sobre si se hizo, a tiempo, todo lo necesario para rescatar con vida a víctimas del sismo.

A esto, ni siquiera se conoce con exactitud el número de personas rescatadas, se ha agregado el sainete de Televisa con la inexistencia de “Frida Sofía”.

Como colofón, la presentación en todos los medios de la perra Frida como un paso al olvido de los muertos.

¿Y el Presidente Peña Nieto?  De gira.  En las instalaciones del C5.  Despotricando contra las redes sociales mientras sus guardias se confrontan con estudiantes. Dando mensajes oficiales.  Visitando hospitales… siempre rodeado de cámaras.

¿Fue suficiente esto?

¿Qué hubiera pasado si se pone a ayudar, como tantos mexicanos, en las labores de rescate, así fuese por unas horas?

Tal vez, una vez pasado el lógico rechazo inicial, la gente hubiese cambiado la percepción que tiene sobre el primer mandatario.

El Plan MX, hay que insistir en esto porque es grave, no tiene un mando responsable.  Y tampoco un vocero oficial.  Cuando, a una semana del sismo, sigue sin haber información confiable sobre las consecuencias, cuando muchas ciudades están devastadas, y la vida se ha paralizado en la capital del país, la sociedad necesita tener información.

¿Quién decidió qué autoridad debía hacerse responsable del rescate de cuál edificio colapsado?  Los dos hombres de más poder debajo del titular de la Secretaría de Marina estuvieron a cargo del colegio Enrique Rébsamen.  Y, supuestamente, quién sabe por qué razones, él único con autorización para dar información y tratar con los familiares del edificio de Álvaro Obregón 286, es un funcionario de ínfima, con una historia personal a cuál más negativa, del gobierno de Miguel Mancera.

¿Por qué en el edificio donde estuvieron, y están sepultados el mayor número de víctimas no se optó por un mando militar?

Me quedó con la pregunta: ¿Qué hubiese pasado si Enrique Peña Nieto coge un pico y se pone a ayudar en el rescate de víctimas como tantos otros mexicanos?

 

Isabel Arvide

@isabelarvide

CambioQRR.com

 

Adelante, opina: