Las mujeres ministras de Pedro Sánchez, junto con el astronauta y el juez homosexual

México, 18 de junio.- La llegada al poder de Pedro Sánchez, líder del socialista partido PSOE español, sorprendió a todos. Una “moción de censura”, basada en la vinculación que un juez hizo de Mariano Rajoy, entonces Presidente de su país, con un acto de corrupción, devino en un cambio feminista.
Porque nombró a 13 ministras, en los ámbitos más importantes del gobierno, como es la Vicepresidencia y Finanzas.
El asombro no termina ahí. Porque también llamó a un astronauta, el único español, para el Ministerio de Ciencia, y a un juez muy conocido por su actuación y por su abierto homosexualismo, como ministro del Interior. Es decir, a cargo de las policías y demás instancias de seguridad. Por si fuese poco, otro de los seis hombres que serán ministros de su administración, es periodista y escritor.
Obviamente, una de las ministras encabeza a las Fuerzas Armadas.
Vaya ejemplo de modernidad.
Porque una cosa es decir que las mujeres deben estar en situación e igualdad y otra, muy distante, ponerlo en práctica. Las 13 funcionarias de primer nivel son profesionistas con carreras establecidas en sus ámbitos de acción, no son aspirantes a políticos ni tienen esqueletos en sus armarios. Tienen hijos y parejas, algunas.
En el evento en que fueron “nombradas” por el monarca Felipe, según dicta la tradición y la Constitución, iban vestidas a su manera, muy poco formales, todas sin alhajas ni relojes caros.
Por su parte, el juez Fernando Grande-Marlaska, investido como ministro del Interior, a cargo de todos los temas de seguridad incluyendo las instituciones penitenciarias, llegó a su oficina acompañado de su marido, Gorka Gómez, con quien está casado hace más de 10 años. Es un hombre muy respetado, que ha escrito un libro “Ni pena ni miedo”, en donde relata los problemas con su madre al negarse a aceptar su homosexualidad.
La ministra Carmen Calvo estaría casada, segundo matrimonio, con quien fue su guardaespaldas… según el diario “El Español”. El ministro Pedro Duque, que fue astronauta, está casado con la embajadora de España en Malta… de las demás ministras se conoce muy poco de su vida privada, asombrosamente, se supone que unas están casadas, pero se desconoce el nombre del marido.
¿Se puede tener esta vida privada, o en su caso esta vida pública y ser nombrado, con aprobación excelente, colaborador importante de un gobierno socialista? Definitivamente, sí.
¿Nos sirve saber esto? Creo que mucho. Vernos en el espejo del cambio en España, de donde un Mandatario deja de serlo porque se le acusa de corrupción, y otro llega porque consigue el apoyo de la mayoría de los diputados, es más que impactante. Que, además, las mujeres sean mayoría en su administración, que la cartera del Interior, la más compleja por su relación con áreas de seguridad, se le entregue a un juez que ha defendido su condición homosexual en público y está casado, es un ejemplo que tiene que hacernos pensar… hacernos pensar que es posible…
 

Isabel Arvide

@isabelarvide

Estadomayor.mx

Adelante, opina: