Las mentiras de Duarte

México, 1 de marzo.- Un departamento amueblado, bastante sencillo, dos habitaciones, en el centro de Londres cuesta 350 dólares por día.  Lo que vendría a ser 10 mil quinientos dólares al mes, aproximadamente 200 mil pesos.

Si rentas un departamento, tres recamaras, en el centro de Londres sin muebles, no cuesta menos de 8 mil dólares más impuestos.

Un trayecto de metro, que no sea en hora “pico”, vale si pagas con tarjeta de viajes, el equivalente a 75 pesos mexicanos.  La colegiatura más barata en una escuela particular, para niños de 7 a 11 años, tiene un promedio de 3 mil libras, o sea aproximadamente 75 mil pesos.  Puede costar hasta 4 mil quinientas libras.

¿Le agregamos comida o nos quedamos así?  Porque, simplemente, las cuentas que nos quiere vender Javier Duarte sobre la estancia de su familia en Londres no salen.  Como tampoco le salieron, durante varios años, las cuentas que debió entregar sobre el presupuesto de Veracruz, todos esos miles de millones de pesos que faltaron.

La señora Karime Macías de Duarte, no olvidar, salió del país en compañía de su madre, de su hermana, su cuñado, sus sobrinos y la nana de los niños.  ¿Siguen en Londres, viven juntos?

El DIF de Veracruz, donde ella era “presidenta honoraria”, tenía muchos eventos a su cargo, como la Cumbre Tajín.  Curiosamente los contratos siempre fueron adjudicados a su prima, Brenda Tubilla Muñoz. ¿Cuántos ilícitos se pueden encontrar?  Depende de lo que uno considere “ilícito”, porque para Karime todo era cuestión de “exprimir al DIF” que, además, según su diario, era una actividad que le producía “hueva”.  Todas las declaraciones de “socios” coinciden en que ella era quien daba órdenes y hacía cuentas, depositaba el dinero de sus robos.

En un operativo que se realizó, por la entonces PGR, en diciembre de 2016, un cateo a uno de sus domicilios en la colonia del Valle de la Ciudad de México, se encontró una caja con 23 millones de pesos que, suponemos, con las prisas, se le habrá olvidado a la pareja. Así les sobraba dinero.

Karime escribió en sus diarios de sus siete casas en el mundo. Entre ellas el “tiempo compartido” en el hotel St Regis de Nueva York.  En realidad, esa “suma” de sus “residencias” se queda corta frente a las declaraciones, ministeriales, de Alfonso Ortega López, operador financiero de la pareja, quien declaró que por órdenes de Karime se compraron 19 residencias, en Estados Unidos, Madrid y Bilbao, en Polanco, en el Club de Golf Bosques, en Coyoacán, en Cancún, en Metepec, en Ixtapa.  Eso sin contar sus ranchos en Veracruz, y el favorito de ella, en el Estado de México, “Las Mesas”, con 922 mil metros cuadrados, premiado internacionalmente por su diseño.

Sin embargo, en la larga lista de propiedades que compraron los señores Duarte, no aparece un departamento en Londres.

Dice Javier Duarte que, con ayuda de sus “amigos”, le manda cada mes 180 mil pesos a su familia.  ¿Nos reímos? O, un poquito, nos indignamos…

Isabel Arvide
@isabelarvide

Adelante, opina: