¿La revista Proceso habría recibido tanta publicidad si no hubiese subido el tono de sus críticas al Gobierno?

La conferencia de prensa presidencial del jueves 9 de enero del 2020 se convirtió en un espacio de discusión sobre la distribución de publicidad oficial, a pregunta de Isabel Arvide.

Al comenzar su exposición, la periodista dijo que 80 millones de mexicanos utilizan Internet y 70 por ciento de estos lo hacen para informarse. O sea, se ha convertido en el medio de comunicación con mayor auditorio y credibilidad. En contraste con esto, puntualizó, la revista Proceso recibe un gran número de páginas de publicidad cada semana, entre 12 y 17, pagadas por el gobierno.

La paradoja es que entre más fuerte es su crítica al Presidente de la República, mayor es el monto de dinero que recibe por la venta de publicidad, esto incluye hasta páginas de Conacyt.La señora Arvide le recordó al primer mandatario que él mismo había declarado que ya no lee este semanario, descalificando su calidad periodística.

En contraste, continuó, los portales de Internet, muchos representados en esa conferencia no reciben publicidad, o si lo hacen es mínima. Cometió el error de utilizar un plural cuando, como consta, la señora Arvide nunca ha solicitado a este gobierno, ni anteriores, ninguna publicidad. Ni la ha recibido o publicado. Ella no esta en la lista de 4 mil periodistas y medios que fueron beneficiados en el sexenio anterior con muchos miles de pesos.

La pregunta final fue si esto, la publicidad excesiva a Proceso y nula a medios de Internet, significaba un nuevo paradigma: “Pago a quien me pega”.

En redes sociales, sobre todo en Tuiter, se desató una discusión por varias horas, con la presencia de bots, con un gran número de insultos, y también de apoyos.

Lo importante, como respondió Andrés Manuel López Obrador, es que se conozca el criterio con el que Jesús Ramírez otorga publicidad oficial a los medios, incluyendo los montos.

 

Transcripción de la intervención

ISABEL ARVIDE: Señor, mi segunda pregunta sería sobre la publicidad oficial.

Hay una nueva reducción en el monto que se va a gastar este año, hay también 80 millones de mexicanos que utilizan internet, y de esos 80 millones, 70 por ciento se informan por internet; sin embargo, quien recibe la publicidad oficial es un semanario que se llama Proceso, que usted dijo que no se lee, y cada semana vemos un gran número, a veces 11, a veces 13, a veces 16, pero vienen páginas y páginas de publicidad, y quienes tenemos un portal, estamos en redes sociales, estamos aquí desde la madrugada, no recibimos un centavo de publicidad.

Este año, señor, ¿va a haber alguna manera en que esto cambie?, ¿en que lo que usted ha llamado benditas redes sociales tengan mayor importancia que un semanario, que además lo golpea? Todo el tiempo, está buscando de qué manera estar en contra y estar fustigando innecesariamente; porque si no, podríamos tener un nuevo paradigma de: ‘Solamente te pago si me pegas’.

Esa sería mi pregunta, señor.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Jesús, vamos a que…

ISABEL ARVIDE: Porque además hasta certificado de virginidad para aspirar a tener publicidad.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Vamos a que Jesús nos informe la semana que viene cómo es la política de la distribución de los recursos que maneja el gobierno para la publicidad, cuáles son los criterios y que se transparente, si les parece.

Vamos a que alcance, ahora es menos, poquito, porque es bendito. Si se distribuye bien, con justicia, va a alcanzar. Porque tenemos también la obligación de apoyar a los medios de comunicación, es un derecho el derecho a la información.

Y se tiene que fomentar sin condiciones, no es darle la publicidad para silenciar a los medios. No, sino que se pueda llevar a cabo el ejercicio del periodismo y lograr la información a la gente.

Y en efecto, ya ahora las redes sociales tienen bastante, bastante presencia, influencia en todo lo que se relaciona con la comunicación. Las nuevas generaciones por lo general ya todo es redes sociales. No hay que descartar la importancia que tienen la televisión, sobre todo la radio, aún tienen muchos oyentes en el caso de la radio, muchos radioescuchas, y la televisión abierta lo mismo.
Que también es un asunto de cobertura, lo que hemos hablado aquí. ¿Cómo llegan las redes sociales a los pueblos más apartados si no hay internet y sí hay televisión abierta o por cable?

Yo, que voy a los pueblos, ahí veo los discos, unos azules, otros rojos, bueno, en los pueblos y también en las colonias de las grandes ciudades. Así se entera la gente, se comunica la gente, tienen que pagar por el servicio.

Hay que procurar nosotros mantener la competencia para que el servicio cueste menos, el servicio a tener acceso a la televisión, por ejemplo.

Pero bueno, esto se lo pedimos a Jesús y cuándo estés preparado haces una exposición, o sea que también a ti te va a tocar.

 

 

 

Adelante, opina: