De Evo Morales a Podemos….

Un turbio negocio mexicano

Ciudad de México, 14 de enero.- El partido político PODEMOS va a participar en posiciones muy importantes en el nuevo gobierno Español. No porque haya ganado las elecciones sino porque sus votos se volvieron esenciales para que Pedro Sánchez pudiese tomar posesión.

En la elección pasada en ese país, un mexicano tuvo un espacio preponderante como asesor de comunicación, aparentemente pagado por Evo Morales.

Foto: Especial

Lo que no será sencillo de probar, pero ya puso a todas las miradas sobre César Hernández Paredes y su empresa Neurona.

Los contratos que han publicado los medios de comunicación de ese país, por un millón 300 mil dólares, habrían sido para la realización de vídeos muy cortos para subirse a redes sociales. La sospecha es que el precio es muy elevado.

Y tres meses después “casualmente” Hernández Paredes se instaló en España, al servicio del partido político PODEMOS, asesorando a varios candidatos, sin que conste que haya habido un pago por sus servicios. Y, sobre todo, en ese país no se pagan esos montos por asesorías en comunicación.

Los contratos pagados por Evo Morales fueron sin licitación, por lo que ahora la Fiscalía de ese país investiga si lo que realmente se pagó fue un trabajo para la campaña política de PODEMOS.

No sería la primera vez que mandatarios latinoamericanos “cooperan” así con partidos políticos afines.

El escándalo va a crecer porque los funcionarios de Bolivia quieren interrogar a Pablo Iglesias que apenas esta semana tomó posesión como vicepresidente de España. Por su parte, Evo Morales dijo desconocer estos contratos, ya que él no los firmaba sino el Ministerio de Comunicación de su gobierno.

A todo esto, la pregunta es quién es el señor Hernández Paredes. Su empresa habría colaborado en elecciones en varios países, dice que también en México. Existen fotografías en Bolivia y, otra casualidad, en Cuba. Pero, lo más interesante es que aparece como “director del proyecto” en la asamblea constitutiva del portal Revolución 3.0, que sería de la propiedad de Epigmenio Ibarra, y tiene participación de Carlos Payán, Lorenzo Meyer, Héctor Díaz Polanco, entre otros.

Todos ellos devotos seguidores de Andrés Manuel López Obrador.

En su cuenta de Facebook el señor Hernández Paredes agradeció, en su momento, a los funcionarios de Bolivia que lo llevaron a trabajar a ese país, y escribió que gracias a esos ingresos que recibió: “pudo financiar otros proyectos progresistas que se encontraban sin capital en otras partes del mundo”.

Nuevas formas de hacer la revolución.

Isabel Arvide / @isabelarvide

Adelante, opina: