Isabel Arvide Limón

Labastida Sigue Rodeado de Sus Peores Enemigos

Otra vez, ante las declaraciones del “fiel” secretario particular, hay que preguntarse: ¿Había necesidad? Una vez más, como tantas durante los largos meses de la campaña electoral, surge el cuestionamiento: ¿Qué necesidad tiene Labastida Ochoa de permitirle a sus colaboradores actuar como sus peores enemigos? Más allá de una enfermedad mental, que francamente a estas…

Este Ya no es el Tiempo de Francisco Labastida

El destino, que existe, se construye cotidianamente. A saber o no. El destino, que existe, no puede evadirse o reinventarse cotidianamente. A veces el destino es el silencio, irse, ser parte del olvido. Es como una baraja que otros reparten, y no queda sino jugar con las cartas que llegaron a las manos.

La Batalla de Chiapas

Roberto Albores es hombre de batallas. Que sabe ganar, que no suele perder aunque se diga preparado para ello. A lo largo de su vida pública, desde aquellos días estudiantiles en que discursear a nombre del candidato presidencial Echeverría significó subirse al tren de la aventura revolucionaria, ha entendido que todo es una rueda de…

La Antigsedad en los Mandos de la Defensa Nacional

Si los generales que va a entrevistar Vicente Fox no le satisfacen, simplemente no tiene para dónde hacerse. Pese a que el virtual presidente electo haya declarado, en una entrevista de radio, que podría recurrir a un general de brigada previo ascenso, esto sería una aberración inaceptable dentro de las fuerzas armadas.

El “dile a Pancho” Militar

Ese día era todo amabilidad. El comedor de cuatro estrellas, arriba de su oficina, ayudaba a esa sensación de control, de poder, que emanaba del uniforme. En el tuteo, producto de más de veinte años de relación, planteaba la opción. Abierto, definitivo: “¿Por qué no un civil?”

La Premonicion Un Año Antes

Esta columna la escribí, y fue publicada, hace más de un año. Exactamente el 29 de junio de 1999. Si no hubiese algo de vanidad en ello la calificaría como premonición. Lo importante, por eso insisto en repetirme, es que suscribo cada palabra de lo aquí expresado. Con la diferencia, ingrata esta vez, de que…